Mi mes con Twitter Blue

Published on
3 minutos

A finales de enero, Twitter Blue empezó a estar disponible para los usuarios en España, sin necesidad de usar VPN, así que decidí probarlo. El primer consejo que tengo que dar es que si lo quieres, es mejor que te suscribas desde la web. La suscripción es de pago, pero el precio es diferente según la plataforma que usas para suscribirte. Si lo haces desde una aplicación móvil (Android o iOS), cuesta más ya que, las tiendas de aplicaciones tienen unos cargos asociados. La forma más barata de hacerlo es vía web, pero aun así es caro.

Nada más suscribirte, Twitter comienza a verificar tu cuenta, en mi caso tardaron casi 5 días en darme el famoso check azul. Aparte de eso, la suscripción te ofrecía mayor visibilidad, opción de subir videos de mayor tamaño, imágenes NFT para el perfil y editar tweets.

Aparte de estas funciones, tenía algunas otras como la opción de deshacer tweets (con previsualización), iconos personalizados, artículos destacados y alguna otra cosa más, aunque aparecían en un ‘coming soon’. Como quería probarlo ya, no esperé más y me suscribí.

Desde que Elon Musk compró Twitter, se ha hablado mucho sobre cómo está ‘adelgazando’ la empresa y cómo muchas veces se tambalea en términos de estabilidad y calidad técnica. El proceso de pago que usan para la suscripción es Stripe y la primera integración no era más que una redirección, bastante cutre. Ahora, por lo que veo, se mantiene el estilo y no parece que estés usando un servicio de terceros para hacer el pago. Tampoco me hagáis mucho caso, soy de backend, veo en blanco y negro.

Para mi la feature que más me llamaba, era la de ver menos anuncios y esa función a día de hoy sigue como ‘coming soon’ así que no la he podido probar, de todas formas en teoría recibes un 50% menos de publicidad, no la quita TODA, meh. Sobre la visibilidad, es cierto que durante el mes de febrero he tenido más interacciones que otros meses, pero también se ha dado la circunstancia que tenía el GDG de Vitoria en marzo y eso ha ayudado. Tener media hora para editar cada tweet tampoco me ha aportado mucho, al fin y al cabo no suelo releer mis tweets nunca y se dio el caso que vi algún error y ya era tarde para editarlo, no pasa nada, el error es bello, la edición de tweets con media hora de margen no tanto.

Sobre los NFT como imagen de perfil, ni los usé, ni creo que sea una killer feature. La única opción que me resultó medio interesante fue la de los artículos destacados, una lista de los artículos más compartidos de fácil acceso. Bien.

En general, suscribirse a Twitter Blue me parece algo innecesario. Entiendo que es algo que está arrancando y que evoluciona rápido, pero no le veo sentido, al menos para mí. No me aporta nada extra, lo suficientemente bueno, como para gastarme 8-10 euros al mes por usar Twitter.

Tras pasar el mes, me di de baja en el servicio y en menos de 24 h mi check azul de verificación desapareció de mi perfil y con él mi interés en Twitter Blue.

Y hasta aquí llega mi post sobre cómo ha sido mi experiencia con Twitter Blue un mes. Espero que os haya resultado interesante, si es así, compartidlo, si tenéis alguna duda dejadme un comentario y os responderé lo antes posible.

Un saludo,